Después de desayunar nos acercamos a visitar un poblado de la tribu Hammer, a las ocho y media de la mañana ya estamos allí, creo que es el mismo de la otra vez que estuve, un grupo de franceses están acampados justo al lado del poblado y los están pintando a su manera, nada que ver con su tradicional forma de pintarse, una intoxicación que nos traerá sin duda la pérdida total de la esencia de estas tribus, pero es lo que acarrea el turismo.

Después de más de una hora de fotografiar por todos los rincones, no es demasiado grande el poblado, nos vamos hacia Turmi, hoy es día de mercado y por allí habrá muchas más tribus de los diferentes poblados Hammer, que son los que están cerca de este entorno. Ahí pasaremos el resto de la mañana hasta la hora de comer.

La verdad es que ahora que miro los resultados se convirtió en un día bastante provechoso, el mercado incluye mucha variedad, la gente que va y viene, los puestos, las casas de alrededor, comercios, los bares, interiores…

A pesar que después de comer, tuvimos la tarde libre para que cada cual campara a su gusto, descansar, organizar fotos, ir a hacer más fotos por lugares cercanos… Decidí quedarme organizando las fotos y descansar, estaba fundido, eran ya muchos kilómetros acumulados y muchas horas de viaje.

Prácticamente aquí finalizamos con las grandes tribus de las orillas del río Omo, ya nos queda el camino de regreso, que va a ser menos interesante de lo vivido hasta ahora, que ha sido impresionante.

Los Hammer son quizás una de las tribus más interesante de esta región, según la tradición ellos son los que encendieron el primer fuego. Las mujeres llevan multitud de collares que si son de muchos colores es que son solteras y si están casadas es de metal. El cabello lo llevan impregnado de barro y color ocre y sus faldas de piel. Sin olvidar la interesante ceremonia del “Ukuli Bula” que ya ilustramos en anterior capítulo.

Hoy ha transcurrido mes y medio desde nuestra vuelta y todo parece un sueño, gracias a las fotografías lo seguimos reviviendo, todos estamos a vueltas son la selección de imágenes y su posterior edición, para que al final quede un bonito recuerdo que es lo principal, aunque ya otros se ponen metas más altas, mi objetivo es realizar luego una publicación junto a las otras fotos del anterior viaje y quien sabe si las expondré algún día, queda tiempo todavía, de momento encontrar un proceso con el que me sienta satisfecho, parece que lo he encontrado y ya tengo unas 30 imágenes listas, seguiremos trabajando.

Anuncios