Viajes a Latinoamérica

Colegio en Haití

Era la época de Semana Santa y nos costó bastante encontrar alojamientos, atravesamos la Cordillera de Los Andes y hacía tanto frío que al levantarnos por la mañana no había agua para lavarnos porque las tuberías estaban congeladas. Este frío no le favorecía a Mati su dorsalgia y una contractura en su espalda. Fuimos a casa de un “sobador” que andaba contando historias en la plaza de como había curado a una turista italiana después de un accidente, sobador le llaman allí a los supuestos fisioterapeutas, le hizo un ritual con un vaso a modo de ventosas, que de nada sirvió para mejorarle la dolencia que le acompañó todo el resto de viaje.


Aunque el viaje estaba destinado a realizar imágenes de reportaje documental no pude dejar de tomar los hermosos paisajes de La Cordillera de Los Andes y La Selva Amazónica a la que viajamos en avión al Parque Nacional de Canaima.
Fue lo más caro de todo el viaje, pero mereció la pena a pesar del enorme calor, sobrepasamos los 40º y los mosquitos (puri-puri les llamaban ellos) que nos picaban a todas horas.
Auténtica belleza de la naturaleza donde están Los Tepuis, las montañas más antiguas de la Tierra y el famoso salto del Angel, la cascada más alta del mundo, aunque en esa época apenas llevaba agua. Después de otro vuelo accidentado, tuvimos que parar a mitad de camino entre Canaima y Caracas.


Al regreso nos pensábamos quedar unos días en Caracas, recuerdo que al entrar cogimos una variante equivocada hacia La Guaira, eso que mi amiga Natalia me lo había advertido, no se te ocurra meterme en ese barrio, es muy peligroso”, así que no nos quedó más remedio que tirar “palante” y no parar a nadie, íbamos con el tanque casi en reserva, fueron momentos angustiosos, pues aquello no tenía fin.
Tuvimos que regresar anticipadamente a España, pues Mati continuaba con el dolor de espalda. Fue un interesante primer contacto con Latinoamérica que me dejaron con ansias de volver.
Todo el material realizado en este viaje se realizó con formato analógico, películas de formato medio, universal panorámico que luego positivé en papel de emulsión de plata con baños de virajes al selenio, sulfuro y oro.
Fue una primera gran experiencia a pesar de todo lo pasamos muy bien, eso daba pie a seguir fotografiando otros lugares de la América Latina.

Continuará…

http://www.juanmiguelalba.es

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close