Viajes a Latinoamérica

Perú (2002 y 2010)


A pesar de que Cuba no estaba agotada y quedaban muchas cosas por hacer quería conocer otros lugares de la América Latina, había visto una magnífica exposición de Castro Prieto y compré su libro «Perú, viaje al sol», rápidamente me puse en contacto con él para que me aconsejara sitios interesantes de fotografiar y sobre todo un guía-chófer, lo más importante para el fotógrafo.


Seguí sus consejos y me fui al Valle Sagrado de Los Incas alojándome en la casa de Eugenio Serna, el chofer que había tenido Castro en sus primeros viajes por esta zona, era época de lluvias, pero tuvimos suerte, llovía casi todas las noches, pero luego de día casi siempre escampaba y gozábamos de unas nubes y una luz maravillosas para fotografiar.


Eugenio ha sido sin duda uno de los mejores guías que tenido en mis viajes, fue profesor y policía hasta que decidió dedicarse al negocio del turismo que es lo que acaba dando más dinero en estos lugares, vivía con su esposa y algunos de sus hijos en una casa del barrio de San Blas de Cuzco, la capital del Valle Sagrado, donde alquilaba habitaciones. De allí salíamos todas las mañanas bastante temprano para realizar la ruta que habíamos hablado el día anterior.
Visitamos todo el valle Sagrado, Pisac, Chinchero, Qoya, Ollantaytambo, Anta, Maras, Chicacupe, Combapata, Urcos, San Jerónimo, Calca, Huaracondo, Pucyura, Piñipampa, Oropesa, San Salvador…


Era alucinante ver como los habitantes del valle que hablaban quechua, lengua autóctona de Los Andes y que Eugenio dominaba a la perfección, todavía vestían con las mismas indumentarias que había visto en las fotos del gran maestro de la fotografía peruana Martín Chambi, sinceramente no creí poder encontrarme a gente así todavía. Por el camino íbamos parando donde veíamos escenas interesantes y Eugenio hacía de intérprete y luego dábamos una propina por las fotos que la mayoría de las veces se gastaban en la chichería, lugar donde toman chicha, una bebida típica de la zona destilada con alcohol.


Visitamos Piñipampa donde se fabricaban las tejas y Oropesa donde se hacía el pan, lugares que en mi siguiente viaje de 2010 quedaron sepultados por el agua en unas torrenciales lluvias, fue bastante triste.


No podía irme del valle sin visitar Machu Picchu, el lugar sagrado de Los Incas, la verdad que llegué a pensar si merecía la pena sacrificar más de un día de viaje por una sola foto, pues al fin y al cabo es lo que vas a sacar allí en definitiva, pero había que hacerla, no podía faltar en la selección final y cuando estás allí en todo lo alto y lo contemplas comprendes que es unos de los lugares mágicos de este mundo, es algo indescriptible, si vais a Perú no dejéis de visitarlo, no lo olvidaréis nunca.


Cogimos el tren hasta Aguas Calientes, allí se ha ido formando una pequeña aldea dormitorio para aquellos que quieren pernoctar y subir a primera hora del día para contemplarlo en su mayor esplendor, eso hicimos nosotros.


Al día siguiente nos trasladamos en un autobús por la ruta Viracoche a Puno para visitar el Lago Titicaca, fue un largo viaje donde por el camino podíamos ver hermosos paisajes con grandes rebaños de llamas, vicuñas y alpacas, pero que no pude fotografiar y dejé pendiente para un futuro viaje. Desde Puno fuimos en una embarcación a recorrer el lago, la Isla de los Uros, Amantani, donde pasamos una noche en una casa de una familia en medio de una gran tormenta. Esas islas no tienen electricidad, por lo que sus habitantes siguen viviendo anclados en otros tiempos. Por la mañana partimos a la Isla de Taquile, llegamos el Domingo de Pascua y había una gran fiesta, aunque sólo estuvimos una mañana y a la peor hora del día con un tremendo sol de justicia, a pesar de ello hice uno de mis retratos favoritos, la imagen de las dos niñas con el hermanito cargado a la espalda, creo que esas miradas hablan por si solas.
De vuelta a Puno fuimos a Arequipa a coger un vuelo hasta Lima para desde allí regresar a España, fue un viaje inolvidable, que me dejó con ganas de volver en un futuro para realizar esta ruta con Eugenio en su coche.


Este trabajo se realizó en formato argéntico con películas de haluros de plata utilizando dos cámaras panorámicas, otra de formato universal (Contax G2) y una Hasselblad de formato medio. Las imágenes finales se positivaron en papeles de emulsión de plata con baños de selenio, sulfuro y oro. Posteriormente algunos negativos se escanearon y las copias se imprimieron en proceso Gyclée.


En enero de 2011 volví de nuevo para visitar el Valle Sagrado y recorrer la ruta Viracoche hasta la frontera con Bolivia, esta vez en el coche de
Eugenio, visité Ayaviri, Sicuani, Atuncolla, La Raya, Llucllora, Mollabamba, Pucyura, Pukara, Raqchi, San Pablo, Sillustani y Paucartambo.


Esta vez trabajé también en formato digital. Las copias finales se imprimieron en proceso Gyclée. Igualmente tomé algunas imágenes con película y cámara panorámica que luego positivé en papel de emulsión de plata con virajes de conservación.


No voy a extenderme más, pues tengo un libro dedicado a Perú “Al fondo de Pachamama” donde podéis ver más imágenes e información.

http://www.juanmiguelalba.es

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close